viernes, 31 de diciembre de 2010

DIME

Dime donde va la fe.
Dime donde va el amor.
Si te vas y te pierdo, dimelo, a donde ira a parar el desconsuelo. Dime donde voy a ir sin ti.

Dime, dime.

Quiero saber donde voy a caer, donde estas que no te encuentro las alas y el viento.

Dime, dime.

Quieero saber como volver a encender la luz de este corazon.

LIBERTAD

Alas... Abran sus alas y vuelen, ustedes que pueden.... Ustedes que pueden volar alto y lejos, sintiendo el aire de la libertad.

Vuelen alto y lejos, ustedes que pueden. No como a esta pobre ave que al nacer le cortaron sus alas y no ha podido volar.

Vuelen alto y lejos, ustedes que pueden, sean libres y no se dejen encarcelar nunca. Asi que abran sus alas y vueken ustedes que pueden... Vuelen, vuelen y sean felices.

domingo, 26 de diciembre de 2010

EL RUISEÑOR

Ella soñó hace mucho tiempo este mismo sueño musical. Ahora lo traigo a la memoria. El camino estaba bordeado de estrellas, los lirios pesaban en plena noche y ella me sugería la silueta de un ciprés estremecido. Del túnel vimos salir a la luna seguida de otras máquinas brillantes. Su cuerpo plateado recordaba a las diosas de la pantalla de la dulce tibieza de aquel verano. El sigilo de las ruedas se mezclaba con el parpadeo nocturno de los grillos, el viento enmascarado y el ruiseñor dramatizado en la maleza.

Conozco muy bien este sueño: las pausas forman parte de la canción y un leve temblor recorre nuestros caminos. Aún podemos escuchar allá, a lo lejos, la celebración del canto y risas, danzas…

HABLO POR HABLAR

Hablo, por hablar, hoy que esta decierto el mar y una paz agreste invade estas turolenses llamaradas de fuego y de dolor. Hablo del día a día que sucede, de las tardes que adiós nos despedimos, de los hijos que llegan, de las tierras que acogen nuestros cuerpos y de todo aquello que va formando, al fin, nuestra figura.

Del paso indefinido hablo también y hablo, para quedar en paz con mi conciencia, del tiempo jamás recuperado, huido entre sonrisas, adioses y lágrimas, que nadie reservó para el otoño.

Hablo del campesino y de su hondura, del herrero que fragua su tristeza, del minero que invade las entrañas, del poeta que, a solas, agoniza. Hablo de mi amor y mi esperanza.

Y hablo de este pequeño dios que ha entrado en casa, después de tantos días esperado.
Hablo y hablo y nunca sé por qué guardar silencio.

martes, 21 de diciembre de 2010

LUNA

Hombre que mira la luna, es decir, la miraba, porque ella se oculto tras un conjunto de nubes y todo porque muchos amantes de este mundo, le dieron sutilmente el olivo con su brillo resplandeciente. La luna durante siglos consiguió transformar el brillante amor en la injusticia terrestre y en dolor.

Cuando los amantes ricos la miran desde sus balcones, satelizada de lo lindo y ella que era un senomenocultural, pero si los amantes pobres la contemplaban desde su ansiedad o desde sus hambrunas, entonces la menguante entornaba los ojos, porque tenia tanta miseriaque no era para ella. Hasta que casualmente un noche que era de luna con murcielagos sueves, con fantasmas y todo, esos amantes pobresse miraban y a duo dijeron "ya no mas al demonio con la luna" y se fueron a su cama con sus sabanas desgastadas y se durmieron libres ya de la luna lunatica.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Se me ocurre que vas a llegar distinto, no exactamente mas guapo, ni mas fuerte, ni mas dócil, ni mas cauto, tan solo que vas a llegar distinto, como si esta temporada de no verme te hubiera sorprendido a ti también, quizá porque sabes como te pienso y te enumero, después de todo la nostalgia existe, aunque no lloremos en los andenes fantasmales, ni sobre las almohadas de candor, ni bajo el cielo opaco.

Yo nostalgio, tu nostalgias y como me revienta que ella también nostalgie, tu rostro es la banguardia tal vez llega primero porque lo pinto en las paredes con trazos invicibles y seguros, no olvides que tu rostro me mira como pueblo, sonrie, irradia y canta como pueblo, te da una lumbre inapagable.

Ahora no tengo dudas, vas a llegar distinto y con señales, con nuevas, con ondura, con franqueza, se que voy a quererte sin preguntas, se que vas a quererme sin respuestas.

jueves, 16 de diciembre de 2010

LA SOLEDAD NO ES MIA

No soy yo, somos todos los que ardemos con los corazones en la boca, mordiendo sus tejidos hasta la sangre.

Somos todos los que bailamos la melancolia y ascendemos la definitiva tristeza con la sonrisa pintada en los labios.

No lo negues, hay que decirlo, no soy solo yo. Seria muy facil desaparecer. Ya estaria hundida dos metros debajo de las pisadas de los hombres.

Todos me acompañaran cuando viaje a la luz, de dificiles dias, sumida en la penumbra, de las calles desiertas, o en las alcobas tristes.

Si tambien me acompañaran a cantar el amor, a lucir nuestra bandera como un traje de fiesta, a limpiar nuestras calles con la nueva llovizna, lanzada desde abajo en hermosa parabola.

No soy yo, somos todos los que vamos a morir, de espaldas, lentamente y sin lenguas, sin ojos ya, con intimo consancio.

SUICIDIO

Pienso en la fecha de mi suicidio y creo que fue en el vientre de mi madre; aun asi, hubo dias en que Dios me caia igual que una gota clara entre las manos.

Porque yo estuve loca por Dios, anduve trastornada por el, arrojando el anzuelo de mi lengua para alcanzar su oido. Su fragancia penetraba en mi piel palabras que no alcanzo a entender, que no voy a entenderlas, quiza... Aprendi muy tarde a conocer varon, lo senti dilatarse con toda su soledad dentro de mi.

Fue una jegada turbia, un error sin caminos.

Fue descender al nucleo fugaz de la mentira y encontrarme, al despertar, rodeada en el vacio bajo una sabana de espanto.

Fue lavarle la boca a una niña con un puño de brasas por llamar natural lo prohibido; por arrastrar con cara de mujer madura, ese carro del sol inutil: la inocencia.

Fue arrancarle las uñas de raiz, arrastrarte, meterte en la oquedad de la miseria, a bofetadas por el ojo hecho llama sombria, del demonio.
De pronto uno se aleja de las imagenes queridas amigo, quedas frágil en el horizonte, te he dejado pensando en muchas cosas, pero, ojala pienses un poco en mi.

Sabes en esta excurción a la muerte que es la vida, me siento bien acompañada, me siento casi con respuestas cuando puedo imaginar que allá lejos, quizás creas en mi credo antes de dormirte, o te cruces conmigo en los pasillos del sueño.
Esta demás decirte que a esta altura no creo en predicadores ni en generales, ni en el arrepentimiento de los verdugos, ni en el catecismo del confort, a esta altura del partido solo creo en los ojos y en las manos del pueblo en general y en tus ojos y tus manos en particular.

martes, 30 de noviembre de 2010

AMOR

Todas las personas tiene algo tuyo y eso en verdad no es nada extraordinario y tu lo sabes tan objetivamente como yo, sin embargo ahí algo que quisiera aclararte.



Cuando digo todas las personas, no me refiero solo de esto ahora, a esto de esperarte y aleluya encontrarte y carajo volverte a perder y volverte a encontrar y ojala nadamas, no me refiero solo a que de pronto digo voy a llorar y tu con un discreto nudo en la garanta digas pues llora y que un lindo aguacero nos ampare y quizás por eso salga enseguida el sol, y ni me refiero solo a que día tras día aumente el stocke de nuestras pequeñas y desisivas complejidades o que yo pueda o creerme que puedo convertir mis reveces en victorias o me hagas un tierno regalo de tu mas reciente desesperacion, no, la cosa es muchisimo mas grave.

Cuando digo todas las personas, quiero decir que además de ese dulce cataclismo también estas
re-escribiendo mi infancia, esa edad en la que una dice cosas de adultos y solemnes y los solemnes adultos las celebran y tu en cambio sabes que eso no sirve.

Quiero decir que estas rearmando mi adolescencia, ese tiempo en que fui una vieja cargada de recelos y tu sabes en cambio extraer de ese páramo un ser de alegría y regarlo al mundo.

Quiero decir que estas sacudiendo mi juventud, ese cántaro que nadie tomo nunca en sus manos, esa sombra que nadie arrimo a su sombra y tu sabes en cambio estremecerla hasta que empiecen a caer las hojas secas y quede el armazón de mi verdad sin proesas.

Quiero decir que estas abrazando mi madurez, esta mezcla de estupor, experiencia, este extraño confin de angustias, esta bujía que ilumina la muerte, este precipicio de la pobre vida, como vez es mas grave, muchisimo mas grave porque con estas o con otras palabras quiero decir que no eres tan solo aquel muchacho que eres, sino también, los expendidos y cautelosos hombres que quise o quiero, porque gracias a ti lo he descubierto.

Dirás ya era hora, con razón, que el amor es una bahía linda y generosa, que se ilumina y se oscurece según venga la vida, una bahía donde los barcos llegan y se van, llegan con pajaros y augurios y se van con sirenas y nuvarrones.

Una bahía linda y generosa donde los barcos llegan y se van, pero tu por favor, no te vayas.

Mi blog en youtube

Hola gente.... se que no he escrito mucho en los ultimos dias.... pero aqui les dejo un nuevo blog donde estare haciendo mis escritos y tambien los estare publicando aqui....

video

EL LINK ES: http://www.youtube.com/user/SaraIdsVlogg

martes, 2 de noviembre de 2010

ARCO IRIS

A veces por supuesto usted sonrie y no importa lo linda o fea, lo vieja o joven, lo mucho o poco que usted sea, sonrie cual si fuese una revelacion y su sonrisa anula todas las anteriores caducan al instante, sus rostros como mascaras, sus ojos duros y fragiles como espejo en ovalo, su boca de morder, su menton de capricho, sus pomulos fragantes y sus parpados de miedo.

Sonrie y usted nace asume el mundo, mirar sin mirar, indefensa, desnuda, transparente y a lo mejor si la sonrisa viene de muy de muy adentro usted puede llorar sencillamente sin desgarrarse, sin desesperarse, sin convocar la muerte, ni sentirse vacia llorar solo llorar.

Entonces su sonrisa, si todavia existe se vuelve un arco iris.

viernes, 29 de octubre de 2010

REMORDIMIENTO

Inútilmente fui recorriendo senderos entre mármoles. Luz de prodigiosa hondura. (Toda la noche había llovido. Al clarear cesó la lluvia. Nubes navegaban el cielo;nubes blancas.) Inútil fue recorrer senderos,buscar tu nombre. Inútil:no lo hallé. Y recé una oración por ti -¿por ti o por mí? Después te olvidé. Sean los muertos los que entierran a sus muertos.

Estaba tan olvidado todo!Pero esta noche...¿Por qué será imposible verte de nuevo, hablarte,escucharte, tocarte,ir -con los mismos cuerpos y almas que tuvimos,pero con más amor-uno al lado del otro...(Ilusión descuajada del espacio y del tiempo lo sé para mi daño.) Yo te hablaría lo mismo que hablaría,si yo fuese su dueño mi verso: con palabras de cada día, pero bajo las que sonar a la corriente fluvial de la ternura.Como se hablan los hombres,conteniendo las ganas de llorar, de decirse'te quiero'. Sin llorar ni decirse 'te quiero',que es cosa de mujeres.Qué quedaría entonces de ti, después de tantos años bajo la tierra.

Dónde hallarte - pensé aquel día. No estamos jamás donde morimos definitivamente,sino donde morimos día a día. Pero esta noche...

Te abrazaría, créeme,te besaría,te daría calor,te adoraría. Haríaalgo que es más difícil:tratar de comprender te.Y te comprendería, te comprendo ya, créelo. Nos va enseñando tanto la vida... Nos enseña por qué un hombre ve rota su voluntad, y sueña, y vive solitario;por qué va a la deriva en el témpano errante arrancado a la costa, y se deja morir mientras mira impasible cómo se hunden los suyos,la carne de su carne, su hermoso mundo...

Son líneas sin sentido éstas que trazo.Yo mismo no comprendo qué es lo que dejo en ellas. Acaso sea música de mi alma, arrancada de modo misterioso por tu mano de muerto.Tu mano viva. Yo pensé en ella, pero era una mano muerta,una mano enterrada la que yo perseguía.Inútilmente fui buscando aquella mano. Se estaba convirtiendo en festín de las flores.En vaho tibio para empeñar las estrellas.En luz malva y errante que da su son al alba.Estaría mezclándose con la tierra materna. Se hacía mano viva:lo que es ahora.

Te abrazaría, créeme. Te daría calor.Te comprendo ya. Entonces no era tiempo. Fue un día de septiembre, en Ciriego,-un cementerio que oye la mar- el año mil novecientos cincuenta.Cuando vivías, eras un extraño. Aquel día entre mármoles, fui buscándote, tratando de comprenderte. Sólo esta noche, de modo inesperado, al fin he comprendido.

Tarde, para mi daño.

jueves, 21 de octubre de 2010

COMO EL MAR QUE REGRESA


El mar siempre regresa; sus montañas saladas se alejan, pero vuelven; abren las cicatrices de la arena; rebosan de infinito los ojos que lo miran. El mar regresa siempre porque siempre está solo; vuelve a buscar las playas. Regresa. Sabe que te hallará porque los que están solos saben que alguien está siempre esperándolos.


El mar no acaba nunca de regresar; penas lo has mirado ya se ha ido; penas lo has perdido ya te encuentra. Para decirle adiós es necesario no irse nunca; quedarse junto a él, frente a frente y sin prisa, pegar tus labios a su beso húmedo y sentir que no hay tiempo, que no hay lugar, que no hay límites; saberlo, y nada más, como cuando se ama, como se afirma uno al ser que ama, como hace uno razónla fe, la dictaduradel amor.


En la tumba del mar crecen cofres cerrados, botellas que nunca han sido abiertas, canciones olvidadas, elementos nocturnos que se han perdido. El mar les da cobijo bajo su frágil cuerpo y los pone a danzar en la noche para que se enamoren. Hay campanas también, nombres y huesos, cartílagos que ya se disolvieron, elementos del día, material de los sueños. Yo me pongo a soñar esta materia para que cuando duerman mis hijos su alegría vean lo que el amor ha conservado más allá de la arena y de la ceniza.

GRIETA MATINAL

Cala tu miseria, sondéala, conoce sus más escondidas cavernas. Aceita los engranajes de tu miseria,ponla en tu camino, ábrete paso con ella y en cada puerta golpea con los blancos cartílagos de tu miseria. Compárala con la de otras gentes y mide bien el asombro de sus diferencias, la singular agudeza de sus bordes.

Ampárate en los suaves ángulos de tu miseria.Ten presente a cada hora que su materia es tu materia,el único puerto del que conoces cada rada, cada boya, cada señal desde la cálida tierra donde llegas a reinar como Cruso entre la muchedumbre de sombras que te rozan y con las que tropiezas sin entender su propósito ni su costumbre.

Cultiva tu miseria, hazla perdurable, aliméntate de su savia, envuélvete en el manto tejido con sus más secretos hilos. Aprende a reconocerla entre todas, no permitas que sea familiar a los otros ni que la prolonguen abusivamente los tuyos. Que te sea como agua bautismal brotada de las grandes cloacas municipales, como los arroyos que nacen en los mataderos. Que se confunda con tus entrañas, tu miseria;que contenga desde ahora los capítulos de tu muerte, los elementos de tu más certero abandono.

Nunca dejes de lado tu miseria,así descanses a su vera como junto al blanco cuerpo del que se ha retirado el deseo. Ten siempre lista tu miseria, y no permitas que se evada por distracción o engaño.Aprende a reconocerla hasta en sus más breves signos: El encogerse de las finas hojas del carbonero,el abrirse de las flores con la primera frescura de la tarde,la soledad de una jaula de circo varada en el lodo del camino, el hollín en los arrabales,el vaso de latón que mide la sopa en los cuarteles, la ropa desordenada de los ciegos, las campanillas que agotan su llamado en el solar sembrado de eucaliptos, el yodo de las navegaciones. No mezcles tu miseria en los asuntos de cada día.

Aprende a guardarla para las horas de tu solas y teje con ella la verdadera, la sola materia perdurable de tu episodio sobre la tierra.

martes, 19 de octubre de 2010

HORAS


11:30 P.M.

Durísima la luna. Igual que tú, tan lejos. Sueñame, te digo, como te sueño aquí,hasta que los dos sueños se conviertan en fuego,hasta que mi aliento sea el tuyo, hasta que respiremos cada uno por la boca del otro. La luna asoma, llena y sorda. No estás al otro lado del teléfono y sólo por un hilo de sueño podré hablarte. Paz y fuerza me habitan. Entro con pies descalzos en el lecho. Estás hecha de espumas, estás hecha de nubes, estás hecha de luz.

Compartamos los sueños.

10:30 A.M.

Moles de nieve, quietas, perturbadas apenas por la luz. Nada conmueve al resplandor, arriba. El cielo está desnudo. El vértigo está aquí, adentro, en la conciencia. La nube derretida es piedra densa. Más en calma este mar de vapores que las nieves deshechas en la cumbre. Allá la roca dura, el hielo, la nostalgia. Un techo largo aquí, de plomo, lagunas sólidas de plomo.

Yo viajo lentamente, encima de un gran mar, blanco y sin sangre. El mundo tiembla, abajo. Un segundo después, la vida será otra. Nada más frágil que este valle de nubes, arriba del Atlántico. La rotación insomne de la Tierra, el calor implacable, el viento cruel, el simple y lento tránsito del tiempo, la más ligera sombra, destruirán el paisaje. Nadie podrá volver hasta este sitio. Baja el avión y el valle no se altera. Atrás, horas atrás, queda el desierto techo sin fronteras.

Pongo mi pie en la tierra, entro en la sombra. El tiempo se estremece.

8:30 P.M.

Sé que voy a morir. Lo sé de cierto. He vivido como si la muerte fuera un recuerdo lejano. Pero tú has hecho que la luz se prolongue en la alcoba. ¿Esa piel que tocaba en el sueño era la tuya? Era en verdad la piel amada de tu cuerpo entero. Has hecho que renazca.

La luz, el cielo, el mundo eran tiniebla. Pero viniste tú,como nacida desde una piedra de fuego.Llegaste como un pájaro súbito,como un rayo de espumas. Semejabas un espejo de soles, un mar de luz que me envolvía. Amanecí. El sueño era desnudo campo compartido.Soñaba que te ahogaba con mi aliento de hombre.Iguales ambos sueños, te soñaba como si mi cerebro anidara en tu cráneo,como si el territorio de los sueños fuera el débil territorio de una sangre común.

Tú te abrías como el mar, para tragarme. Como la nube blanca, envolviéndome, como la tierra negra. El sueño era verdad. Entrábamos en él, como por un espejo. Salíamos desde él, como a través de una puerta de viento. Mis ojos eran tuyos. Tus ojos me miraban en la penumbra blanca de la alcoba. Despertar o dormir era lo mismo. Vivíamos vidas iguales, a un lado y otro de la muerte, el amor era el mismo, de un lado y otro de la vida.

Te besé hasta la dicha, te mordí hasta la muerte. Granada fue tu boca, tamarindo tus labios.

Compartimos el sueño.

lunes, 18 de octubre de 2010

EL DIARIO DE UNA SOMBRA


Asi comienza mi vida, con los primeros rayos de luz que comienzan a proyectarme sobre el suelo y las paredes. Me alargo, voy adoptando forma a medida que me vuelvo más nítida y oscura. Nazco al salir el sol, pero es mi condena esconderme de él, evitar su luz, darle la espalda... Duerante el día soy su esclava, no puedo moverme a mi antojo, he de esconderme siempre tras objetos y personas, he de ocultarme toda la eternidad, esta es mi condena. Y como esclava soy me pisotean, me mueven, me cruzo con entes como yo sin poder comunicarles el profundo sufrimiento que me causa vivi así, tener que guardar esta fría e inamovible apariencia cuando sólo deseo expresar lo que siento. Pero, por fín, cuando el oscuro manto de la noche recubre la tierra, llega mi fín. Muero.

¡Liberadora oscuridad! ¡Liberadora muerte! Ya las sombras no existimos, todo es sombra. Durante unas horas somos libres, vagamos sin ataduras, nos despojamos de nuestra condición de esclavas y recorremos eufóricamente todos los rincones de la tierra tiñiendolos de negro.¡Liberadora oscuridad! Desearía poder vagar toda la eternidad en esta satisfactoria oscuridad...pero la luz vuelve a surgir poco a poco...Nosotras huimos desesperadas, buscando un sitio donde cobijarnos, donde escondernos del sol. Lentamente se limita nuestra extensión, nos alargamos, nos retorcemos de dolor y tristeza para volver a nacer, nacer como esclavas y volver a esperar ansiosamente nuestra fría y negra unión.

domingo, 17 de octubre de 2010

NECESITO SENTIRTE

Necesito sentirte. Maldita soledad...

Haces lo que quieres de mi. me haces hablar con las paredes, me haces insultarme con el espejo y confesarle mis sentimientos al techo...
Sentir que estas aquí y que no puedo verte, es desesperante. Reprimo mis ganas de lastimarme, me limito por ti. Soledad, ¿Porque me has condenado? Te pedí el amor y juro que lo amo, ¡Pero me engañaste! Su cuerpo no tiene vida, su mente esta marchita ¡Es solo un alma!

Me torturas día tras día, minuto tras minuto. Haces imagenes de el en mi cabeza, y al tocarlas se desvanecen, caen al suelo haciéndose invisibles, como caen ahora mis lágrimas. El amor de un alma oscura hacia un mortal, es mas fuerte que nada, pero para reunirme contigo, debo morir. Largo camino recorreré para verte, sera una gran penitencia, el haberme enamorado de ti... un ser sin vida.

Mientras tanto, visitare tu hermosa tumba, no pondré flores, pero, tendrás mi piel a través de tus sentidos, tendrás mi alma susurrandote al oido. ¿Porque de ti, tu que solo eres aire?¿Porque yo, yo que solo soy sangre?

Necesito sentirte...

viernes, 8 de octubre de 2010

A SOLAS

¿Quieres que hablemos? Está bien empieza:

Habla a mi corazón como otros días...¡Pero no!... ¿qué dirías? ¿Qué podrías decir a mi tristeza?...No intentes disculparte: ¡todo es vano! Ya murieron las rosas en el huerto; el campo verde lo secó el verano, y mi fe en ti, como mi amor, ha muerto.
Amor arrepentido, ave que quiere regresar al nido al través de la escarcha y las neblinas; amor que vienes aterido y yerto, ¡donde fuiste feliz... ¡ya todo ha muerto!
No vuelvas... ¡Todo lo hallarás en ruinas!
¿A qué has venido? ¿Para qué volviste? ¿Qué buscas?... Nadie habrá de responderte !Está sola mi alma, y estoy triste, inmensamente triste hasta la muerte. Todas las ilusiones que te amaron, las que quisieron compartir tu suerte, mucho tiempo en la sombra te esperaron, y se fueron... cansadas de no verte.
Cuando por vez primera en mi camino te encontré, reía en los campos la alegre primavera...todo era luz, aromas y armonía. Hoy todo cuan distinto... Paso a paso y solo voy por la desierta vía.
—Nave sin rumbo entre revueltas olas- pensando en la tristeza del ocaso, y en las tristezas de las almas solas. En torno la mirada no columbra sino esperanzas y páramos sombríos; los nidos en la nieve están vacíos, y la estrella que amamos ya no alumbra el azul de tus sueños y los míos. Partiste para ignota lontananza cuando empezaba a descender la sombra....
¿Recuerdas? Te llamaba mi esperanza, ¡pero ya mi esperanza no te nombra! ¡No ha de nombrarte!... ¿para qué?... Vacía está el ara, y la historia yace trunca. ¡Ya para que esperar que irradie el día! ¡Ya para que decirnos: Todavía, si una voz grita en nuestras almas: ¡Nunca!

lunes, 27 de septiembre de 2010

LLUVIA

Con la lluvia se confunden mis lagrimas, producto del invierno de mi alma, tormenta que golpea constante desde que descubri que no me quieres.

Con la lluvia se ocultan las heridas, tan visibles como lo esta mi piel, tan amargas como una gota de hiel, tan vivas como alguna vez fue mi vida.

Pero con la lluvia no se confunde al recuerdo, ni se borra la memoria marchita, tampoco se oculta ni por un momento este amor que solo por ti siento.

domingo, 26 de septiembre de 2010

INVISIBLE

Ante tus ojos no existo, parece ser que no me vez, tal vez sea invisible y por eso mi corazon no ha encontrado paz, quisiera que me vieras y escucharas mi voz, peor ante ti solo soy invisible.

Toco tu mano pero la apartas de ti no quieres ver quien la ha puesto ahi, solo te vas sin siquiera mirar y me dejas aqui, me dejas ahi...

Triste, vacia, llena de un sentimiento melancolico, que me va destruyendo, me lastima, me hiere, me mata y aun peor me deja mas invisible ante tus ojos.

¿Soy invisible en verdad? o ¿Es acaso que no me quieres mirar? no puedes verme a los ojos y darme una oportunidad, yo hablo fuerte y claro pero pareces no escucharme, parece que te molesto parece que de mi te quieres alejar.

¿O es acaso que el desden de tu mirada me quiere ocultar el verdaderos sentimiento que tu corazon siente por mi? es tan dura esta condena que a mi corazon hace estallar, porque para ti soy invisible ¿Oh es el amor que me hace alucinar?

¿Porque no quitas esa pared?
¿Porque no me dejas ver?

Y asi comprovar si es amor lo que hay ahi, o si debo seguir buscando, si debo marcharme y aceptar que he perdido aqui, o quedarme y mostrarle a tu corazon que tenia una habilidad que no conocia.

viernes, 17 de septiembre de 2010

CUENTAME COMO VIVES

Cuéntame cómo vives; dime sencillamente cómo pasan tus días, tus lentísimos odios, tus pólvoras alegres y las confusas olas que te llevan perdido en la cambiante espuma de un blancor imprevisto.

Cuéntame cómo vives. Ven a mí, cara a cara; dime tus mentiras (las mías son peores), tus resentimientos (yo también los padezco), y ese estúpido orgullo (puedo comprenderte).

Cuéntame cómo mueres. Nada tuyo es secreto: la náusea del vacío (o el placer, es lo mismo); la locura imprevista de algún instante vivo; la esperanza que ahonda tercamente el vacío.

Cuéntame cómo mueres, cómo renuncias —sabio—, cómo —frívolo— brillas de puro fugitivo, cómo acabas en nada y me enseñas, es claro, a quedarme tranquilo.

DESVELO DE LOS PAJAROS

Toda la noche los oímos volar: su vuelo era el dibujo orbicular de los presagios, la simiente derramándose en lo oscuro. Durante noches infinitas desvelados no supimos leer en la penumbra el aleteo. Nada enseñaba ya San Juan después de tantos siglos, Ni oscuridad sonora ni cena que lograra enamorarnos. Somos los abandonados de la fe, los sumidos de álgida alegría y rechinar de dientes.
Como advertir las lides del amor, los mensajes de las calandrias en la sombra sin festines de San Juan ni recreo de los sentidos, con nuestras conjeturas habituales desvaneciéndose en el aire. Si se inundaba de pétalos la noche y no nos enterábamos.

Se colmaba de juncos amarillos cada hebra abierta del otoño, de besos desbordantes, de la ternura que ahora se vuelca compartida y que creímos se había perdido para siempre. No veíamos ninguna de estas cosas. No entendimos lo que el sueño traía a diario en su arpillera. No comprendimos la fábula que iba depositándose en furias y poemas sobre el párpado.

Ni los nenúfares que enrojecían a la luz y perforábanse de arpegios si se juntaban nuestras manos. No asumimos la asfixia del deseo alojado en su arco interminable de inocencia. Era un vuelo de aves lo que oímos pasar, un alvéolo de estrellas que hace miles de años están muertas y fosforescen todavía.
Ah, fuga de los dioses, abandono, torrentes de la lluvia, gritos de cimarrón, de profecías incumplidas en los montes. Himnos vedas himnos pánicos, misterio inasible del amor, anclaje vegetal de una pasión, su anillo de oro, celo ensordecedor de la cigarra, la verde seducción de su quejido, de su vientre al temblor de la corteza de los arces.
Descorre los visillos. Que nos visiten el cuello arqueado de la anémona, el sibilante ruego del país perdido, los coros de aves cubiertas de guirnaldas. Desde el coral los canes mudos del cronista anuncian el regreso de los dioses.
Hinchan de almizcle las vasijas con sus fértiles danzas. Desasidos de todo van cayendo exhaustos sobre nuestros cuerpos dormidos, desnudos.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

LA VELA DEL CUERVO

Nadie sabe por qué la ciudad esconde el lenguaje oscuro de las aves y los muertos. El cuervo permanece callado, no quiere abrir la bisagra y dejar salir su luz por la rendija de una bocacalle. Más allá del sueño de los cipreses está la sombra de una manzana verde, la puerta que nos lleva a la felicidad. Dicen que la soledad nos llega con la lluvia, y que la arena de las playas sube como un viejo reloj hacia las torres derrumbadas.

El vino le habla al fuego, tu perro te mira escribir y presiente las nubes que lo distraen en el jardín. El sonido de una nube es como una campanada de agua. Nadie sabe por qué la puerta sigue cerrada, y los pájaros no han vuelto a suceder. Sólo hay una ventana, y desde ahí se ve a una mujer con su deslumbrante cabellera trotando sobre un caballo blanco.

martes, 7 de septiembre de 2010

REALIDAD

No importa que no me quieras me iré con mi sentimiento a un lugar lejano entiendo que el tiempo ya paso y nada es eterno ahora me toca pagar a mi el precio.

Si tan solo hubiera expresado lo que siento nada de esto estuviera viviendo solo me alimento de tus recuerdos y tu sonrisa la guardo en un cajón secreto.

Si tan solo pudieras quererme mis días volverían a sonreír, si pudieras volver a sentir como en el pasado desaparecería la tristeza que reflejan mis ojos.

No puedo obligarte a quererme pues soy realista en este mundo irreal tu amistad seguirá ligada a mi alma y tu recuerdo me permitirá vivir en la eternidad.

ÁRBOL DE LUZ

A esta hora en que todos duermen en que nada se oye rebozante de ti danza la noche. El deseo deslíe las entrañas desandando del otoño promesas que bostezan.

La piel juega a la noche hospedando astros rojos de destronados ecos y no logra olvidarte.

Cómo hiere las manos palpar en las mortajas...
Cómo duele allá adentro abstenerse del aire que segundo a segundo la sangre solicita...

Sigue tus pasos ...vestido de ti alojada en tu cuerpo tu imagen así se ata como abeja al panal o araña a su telar... En el río Amazonas te invita a nadar y te enseña el secreto del dominio del agua: déjate ll
evar por su corriente cara al cielo. Aliméntate de vida boca arriba bebe la semilla del viento y olvida tus umbrales.

Con la fuerza del trueno desaloja tus miedos y entrégate a las aguas que palmo a palmo lamen tus carnes maceradas. Flota en sus recodos y reposa mientras velan tu sueño como a un dios olvidado. Como fugaz estrella con el río se van lejos... ella intenta despedirse y tú invocas el miedo de perderte en el mar y gritas que no sabes nadar... ella te salva a leguas de distancia del punto original.

Contigo en tierra por la orilla del río el sendero es fácil y corto el rec
orrido. Mas llega el día, noche más noche que todas las noches juntas... no estás... no hay río... sólo queda tu voz dulce al pronunciar su nombre y
persigue las sombras maldiciendo la mano que acaricia tu frente y esa cómoda tumba donde día a día mueres ese profundo abismo donde tú la sepultas...

Abre sus manos y salta amor intacto las fuerzas contenidas en su casa cerrada bullen sin encontrar salida. Su corazón estalla relumbroso de fuego ¡tantos deseos rojos que sólo es llama viva! Y se quema en sus ansias su ser es una estrella de puntas infinitas y fosforecen todas las costuras del alma. Se estremece su
piel se iluminan sus nervios y su cuerpo relumbra como un árbol de luz.

domingo, 5 de septiembre de 2010

PERLAS NEGRAS

Amiga, mi larario está vacío: desde que el fuego del hogar no arde, nuestros dioses huyeron ante el frío; hoy preside en sus tronos el hastío las nupcias del silencio y de la tarde.

El tiempo destructor no en vano pasa; los aleros del patio están en ruinas; ya no forman allí su leve casa, con paredes convexas de argamasa y tapiz del plumón, las golondrinas.

¡Qué silencio el del piano! Su gemido ya no vibra en los ámbitos desiertos; los nocturnos y scherzos han huido... ¡Pobre jaula sin aves!¡Pobre nido! ¡Misterioso ataúd de trinos muertos!

¡Ah, si vieras tu huerto! Ya no hay rosas, ni lirios, ni libélulas de seda, ni cocuyos de luz, ni mariposas...
Tiemblan las ramas del rosal, medrosas; el viento sopla, la hojarasca rueda.

Amiga, tu mansión está desierta; el musgo verdinegro que decora los dinteles ruinosos de la puerta, parece una inscripción que dice: ¡Muerta! El cierzo pasa, suspirando: ¡Llora!

sábado, 4 de septiembre de 2010

NO SOY DEBIL... SOLO INOCENTE

No soy Débil, sólo inconsciente... Dejando escapar las lágrimas que me siguen...
No soy Débil, sólo inconsciente... escondiendo mis dolores...
No soy Débil, sólo inconsciente... buscando el por qué a todo...
No soy Débil, sólo inconsciente... intentando encontrar lógica al pasado...

Realmente no soy débil, 18 años tuve que dejar pasar para darme cuenta del tamaño cosa... inconsciente de lo que vivo, alucinando en lo que podría pero por alguna razón no sería, esta negatividad relativa a los hechos, con tan sólo pensar que no podría ser...

La Posibilidad, la realidad en sí misma como rastro de un tiempo, de un porvenir... Siempre buscando que "el mundo" no nos vea con los ojos que no queramos ver... no somos arrastrados, llorones, temerosos, inseguros ni desconfiados... pero lo somos a finales...

Todo encerrado en un juicio moral... "la mujer no debe arrastrarse por un hombre", "el hombre debe dominar a la mujer", "una mujer con varios hombres es prostituta, pero un hombre con varias mujeres es un campeón"... Me pregunto ¿de que campeón me hablan si sólo se están refiriendo a un tipo pobre emocionalmente y que no es capaz de establecer una relación común?...

Somos feroces para criticar... pero no nos gusta que nos critiquen... ironía... ¿no es así?

No soy Débil, sólo inconsciente... analizando las cosas que no tienen por qué ser analizadas...
No soy Débil, sólo inconsciente... temiendo a un futuro que quizás jamás se cumpla...
No soy Débil, sólo inconsciente... volviendo a pensar en lo que creo... gastando energías sin pensar en ello...


Realmente No soy Débil, sólo inconsciente... Porque vuelvo a escribir criticando aquello que no es criticable, porque nada cambiará... sólo yo me podré transformar...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

NO es NO

Y hay una forma de decirlo: No.

Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.

“No” se dice de una sola manera. Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto.

No. Se dice de una sola vez.

No. Con la misma entonación.

No. Como un disco rayado.

No. Un “No” que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es “No”.

Un “No” que necesita justificaciones y explicaciones, no es “No”.

“No” tiene la brevedad de un segundo.

Es un “No” para el otro, porque ya lo fue para uno mismo.

“No” no deja puertas abiertas, ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser “No”, aunque el otro y el mundo se pongan de cabeza.

“No” es el último acto de dignidad.

“No” es el fin de un libro sin más capítulos ni segundas partes.

“No” no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos, ni con pena y mucho menos con satisfacción.

“No” es “No” porque no.

Cuando el “No” es “No”, se puede mirar a los ojos, y el “No” se descolgará naturalmente de los labios.

La voz del “No” no es trémula, ni vacilante, ni agresiva, y no deja duda alguna.

Ese “No” no es una negación del pasado: es una corrección al futuro.

viernes, 27 de agosto de 2010

FOTOGRAFIAS VELADAS POR LA LLUVIA


Cuando los merenderos de septiembre dejaban escapar sus últimas canciones por las colinas del Genil, yo miraba la luz, como una flor envejecida, caerse lentamente. Lo recuerdo. Y recuerdo en mi piel la enfermedad de las horas inciertas. Por los alrededores la mirada del niño primogénito parecía saberlo. Bombillas contra un cielo sin fondo, pintura de las mesas más pobre y sin verano, botellas dejadas sin un solo mensaje y la radio sonando con voz de plata como los álamos del río. Antes que los humanos los objetos aprenden a vivir en otoño.

Hasta un golpe de lluvia.

Entonces sí hay mujeres y hombres que corren al invierno con gritos sorprendidos todavía en la palabra agosto. La lluvia de repente que le devuelve a España su existencia de periódico antiguo y pone hacia el final de las películas un beso triste, un dolor censurado. Del verano se sale igual que de un recuerdo.

Nunca lo detenemos en sus noches crueles de calor, ni se queda en nosotros la insistencia quemada de las calles, los fantasmas eróticos que jamás desembocan en un cuerpo, noches de alcohol sin nadie, la cuchilla del frío repentino, la
humillación de los amaneceres.

Pero del mismo modo al recuerdo se vuelve igual que a los veranos, con ganas de tocar el mar, como un tiempo más nuestro, la leyenda arruinada del nosotros más puro, una memoria de la felicidad que duele, nos desarma y rueda en las colinas de la tarde y nos busca después cada septiembre como los álamos del río en esa flor envejecida de nuestra propia casa. Los pecados del tiempo son pecados mortales.

Y al fin todo se apaga, se deshacen en lluvia los tiranos, las mañanas de iglesia, los titulares del periódico, la voz que dice no o que confirma un precio, y también lo más noble, esa costumbre del olvido que va imponiendo sus fronteras, porque el amor no sabe detenerse y su fatalidad es la del agua. Cosas como un reloj en el brazo del niño que miraba la tarde, como una marca de electrodomésticos, una casa marina, atardeceres rojos en la universidad, una canción, un jardín provinciano.

O tal vez aquel coche que regresaba de los merenderos, estampa negra, temblor cerrado a combustible, persiguiendo la lluvia con sus faros entre los quitamiedos, en los recodos de la carretera. Oigo ahora su estrépito, el de un motor antiguo, y lo veo que cruza el bulevar de los sueños perdidos hasta que se detiene delante de una casa. Paseo de la Bomba, 18.

Alguien abre la puerta. Los niños corren y desaparecen. Cuando la muerte quiera una verdad quitar de entre mis manos las hallará vacías. Al cerrarme los ojos se mojará los dedos con la lluvia. Nos duele envejecer, pero resulta más difícil aún comprender que se ama solamente aquello que envejece.

EL CUADRO

Como un lento, oscuro, inmenso mar que anega el corazón, crece mi desolación hoy, más cuanto más lo pienso. Tan débil, tan indefenso me hallo ante la soledad, la responsabilidad, los ataques, las intrigas... Y carcomidas mis vigas por la pobreza y la edad. Y la sombra me aniquila. No me queda ni la lumbre del amor ni mi costumbre de vida dulce y tranquila. Sólo la luna vigila
el enjambre de mis sienes. ¿Y me dices tú que vienes a pintarme? Goya, amigo,
si aún te vale este mendigo de la dicha, aquí me tienes.

Deja, Gaspar, encendida la luz de la inteligencia. Ignora toda presencia. Acomódate y olvida cuanto no sea tu vida. Y ahora al fin, amigo fiel,
que, para siempre, la hiel más honda de tu amargura se funda con mi pintura
en la llama del pincel.

MAS ALLA DEL AMOR

Todo nos amenaza: el tiempo, que en vivientes fragmentos divide al que fui del que seré, como el machete a la culebra; la conciencia, la transparencia traspasada, la mirada ciega de mirarse mirar; las palabras, guantes grises, polvo mental sobre la yerba, el agua, la piel; nuestros nombres, que entre tú y yo se levantan, murallas de vacío que ninguna trompeta derrumba.

Ni el sueño y su pueblo de imágenes rotas, ni el delirio y su espuma profética, ni el amor con sus dientes y uñas nos bastan. Más allá de nosotros, en las fronteras del ser y el estar, una vida más vida nos reclama. Afuera la noche respira, se extiende, llena de grandes hojas calientes, de espejos que combaten: frutos, garras, ojos, follajes, espaldas que relucen, cuerpos que se abren paso entre otros cuerpos.

Tiéndete aquí a la orilla de tanta espuma, de tanta vida que se ignora y se entrega: tú también perteneces a la noche. Extiéndete, blancura que respira, late, oh estrella repartida, copa, pan que inclinas la balanza del lado de la aurora, pausa de sangre entre este tiempo y otro sin medida.

HOJAS AL VIENTO

¡Allá van! son hojas sueltas de un árbol escaso en fruto; humildísimo tributo que da al mundo un corazón.

Allá van, secas, revueltas en confuso torbellino, sin aroma, sin destino, a merced del aquilón.

Esas hojas los ensueños de la vida simbolizan, cuando puros divinizan, la ventura o el afán; son emblemas de risueños de vaneos que en su aurora la ilusión virgen colora, ¡Y que nunca ¡ay! volverán! ¡Hojas mustias y sombrías! ya las ramas que adornaron, tristemente se doblaron; el pampero sopló allí.

Las agrestes armonías que otro tiempo al aire dieron, de la tarde se perdieron en la bruma carmesí.

Allá van, sí, desprendidas por las ráfagas de otoño. Sin que dejen ni un retoño en su tránsito fugaz; ¡Pobres hojas esparcidas, por el viento arrebatadas, de las vegas encantadas a que dieron sombra y paz!

martes, 24 de agosto de 2010

¿COMO TE LLAMAS?

Incógnito, pasa el reloj golpeando su itinerario, en una marcha rumbo al olvido: se parece a tus manos que laboran, a tus pies circunscritos a un agujero, a tus ojos que no tienen derecho a soñar.

¡Yo insisto en quedarme!

Y mientras la piedra con su granulometría y tenaz monopolio de memoria dura, insonora consolida su áspero ligamento en el basto ejercicio del concreto; tú gritas y tiembla el mundo: interrumpes el misterio de los palacios y allí, ellos consternados cierran los ojos y expectoran en lo que tú podrías ser.

Para tu confesión con el lamento, hay un postulado de tiros al blanco: el estómago deshabitado de las cucharas puede corroer los barrotes del universo, estandarizar el oro y el cristal de las lámparas.

Y como el péndulo que lengüetea la brisa, para ti, sólo hay lo que hubo: un gran silencio y eso es todo.

domingo, 22 de agosto de 2010

CARTA DE UN DROGADICTO

Este día les traigo una reflexión... no es hecha por mi si no de Mario Osorio... me la mandaron y me gustaría compartirla con ustedes. Espero que les guste. Y les aviso que esta un poquillo fuerte, bueno o en mi parecer lo esta. Y si la van a empezar terminenla se que esta algo larga pero vale la pena.

Y dice así:

Tu mamita otra vez llorando, por Dios, que de verdad no sabes hacer otra cosa mama, toda la vida te vi haciendo lo mismo, te vi llorar, te vi quejarte, hacerte la victima con toda la gente, pero escucha bien mama, si en lugar de estar llorando, de estar causando lastima tu misma mamita, tu misma te hubieras respetado un poquito, creeme te hubieras querido tantito, te hubieras parado enfrente de mi padre y le hubieras dicho ya basta.

Pero te quedaste callada, a que le tenias miedo a que iba a decir la gente, al quien te iba a mantener, que no tenias manitas, no podias trabajar. Y creeme yo no, yo no hubiera terminado aqui mama, pero eso ya no importa.

Y si me mandaban a la escuela como no, a comprar libros, cuadernos, que querian que estudiara no, por favor, si estaba buscando un lugar donde deshacerse de mi, ¿Ya no se acuerdan? "Vete, tengo mucho trabajo, tengo mucho que hacer, mañana".

Si saben que aproposito reprobaba, yo no era tonto eh, yo solo pedia un poquito de amor, y mejor en la calle me lo dieron, que de verdad no saben que en cada esquina hay gente que dice que nos quiere, pero solo lo hacen para vendernos droga y cuando ya no podemos comprarla nos hacen robar para ellos, nos hacen golpear a la gente para ellos, a las niñas las prostituyen, niñas de 14 años convertidas en prostitutas por la droga... es un infierno... y yo ya no podia mas.

Y me acuerdo que vi pasar un señor, y ni siquiera puede pensar, lo tome de los cabellos le dije "Deme todo su maldito dinero o lo voy a matar, maldito viejo deme su dinero o voy a acabar con usted". Me avento el dinero en la cara me dijo "Ten, yo si quiero a mis hijos, yo no tengo la culpa de que nadie te quiera". Lo tome de los cabellos, le enterre el cuchillo en la espalda muy fuerte, muy fuerte, una y otra y otra y otra vez , lo mate, me recordo que ustedes no me querian y lo mate. Y luego me encerraron aqui, toda mi vida aqui, porque, no te pedimos venir al mundo, ni siquiera te pedimos nacer, porque pagar nosotros los errores de nuestros padres.

Papa, mama, que Dios los perdone.
Ya no puedo, ya no aguanto, ya no puedo mas, ya no, ya no puedo.

TIEMPO DESPUES

Desde aqui arriba, desde aqui arriba los puedo ver, los puedo ver y no saben como me duele verlos sufrir, me duele ver tus lagrimas mama, como te culpas papa, tu culpas te dices "Si yo no hubiera tenido ese maldito vicio del alcohol, esa maldita enfermedad mi hijo, mi hijo aun estaria vivo". Pero no te culpes papa no, estoy bien, estoy descansando, pero recuerda siempre papa, que un hombre no es esta rodeado de mujeres, drogarse, embriagarse para sentirse mas hombre, todavia tienes otros hijos, esos hermanos mios que voy a extrañar tanto, en ellos ve mi imagen, ganate su confianza, ganate su amor.

Desde aqui arriba, solamente pudo decirles gracias, gracias por haberme dado la vida, gracias por dejarme cumplir con su mision, por dejarme ser yo y sobre todo gracias, gracias por ser mis padres... Gracias.

Mario Osorio:

Duele y duele mucho saber cuantos niños a diario mueren nada as por las drogas, por el alcohol, se suicidan, se quitan la vida pensando que nadie los quiere, pero saben ustedes que es lo que duele mas que todas esas muertes sean provocadas por todos nosotros, todos los que pensamos ser muy buenos padres por mandarlos a la escuela, vestirlos, darles de comer y ya cumplimos ¿no? Y tenemos la idea tan estupida de que la escuela se hizo para hacer nuestra chamba, nosotros ponemos a los hijos y que los maestros los eduquen y los hagan buenos para eso estan.

Y les voy a decir una cosa a todos señores, eso no es cierto, sus hijos aqui no se educan, aqui simplemente se instruyen, aqui adquieren conocimientos. La educacion, los valores se los dan ustedes, nunca le pidan valores a un hijo si ustedes no tienen, es asi de simple, yo me pregunto ¿Porque llegamos al grado del cinismo? Cuando ya no pueden con sus hijos se les ocurre decirles soy tu padre o soy tu madre y me respetas porque me respetas, por Dios, ¿Que no saben que el respeto y el amor se ganan? No pueden pedir respeto y amor de un niño que desde pequeño ha sido golpeado, que crece viendo lo mediocre que es su padre y como soluciona todo a golpes a gritos embriagándose y saben que es lo peor señoras lo mas triste que los niños cresa viendo lo cobardes que son todas ustedes como mujeres todas y creanme que si por aqui anda un algun machito y se ofende a mi me vale.

Pero no es posible señoras que se dejen humillar con la peor estupidez que hay con eso de que "Yo por mis hijos me aguanto todo" pues con todo respeto señoras pero que tontas estan, porque una buena esposa nunca va a ser un animal jamas y ni tiene porque dejarse golpear, humillar cada que al marido se le antoje o porque el baboso estaba borracho de mal humor, aparte a todas ustedes señoras les pusieron manitas, les pusieron cerebro ¿O no es cierto? ¿O anda por aqui una retrasadita mental? Solitas pueden salir adelante, sin soportar humillaciones de nadie y mucho menos de ningun masacote que se crea Dios.

Pero eso si el niño termina adicto, alcolico, se embaraza y todos tiene la culpa menos el papa y la mama ¿O no? todo mundo se lava las manos "Yo le di todo, la culpa la tuvieron los maestros que no le enseñaron bien, los amigos con los que se junto, el gobierno, Dios" quieren un culpable señores veanse al espejo, en lo bueno y en lo malo sus hijos son igualitos a ustedes.

¿Quieren que cambien sus hijos? cambien ustedes asi de facil, papitos creanme no se les van a caer los calzoncitos si dejan al amigo con la cerveza en la mano si aca hay una familia que los ama con todo el alma porque de verdad, pobrecito de aquel papa que su hijo lo repruebe por un borracho, pobrecito de aquel papa que lo desprecien.

Y ustedes señoras que fue primero antes del primer hombre que golpeara a una mujer, pues la primera mensa que lo permitio señoras. El dia que cada mujer sepa lo que vale y enseñen a sus hijas lo que valen, se acabn los abusos y los abusadores porque aver, levantenme la mano a quien le gustaria que le pegaran a su hija, pero eso se enseña solo con una cosa que se llama ejemplo, nunca les digan a sus hijas respetate si ustedes no lo hiceron primero, ahi se los dejo de tarea aver si la siguen.

Gracias.

domingo, 15 de agosto de 2010

LA PUERTA

Pensar que creí que las cosas siguen normales, después de conocer a una persona especial... nah, para nada, todo ha ido cambiando.

Éstas cosas de "superar el pasado" y "seguir adelante", son etapas que si bien, nunca supiste llevar, fue porque nunca supiste cuando estabas en ésas etapas... Siento nostalgia, no puedo negarlo, pero tampoco soy infeliz.

Hoy recuerdo mi infancia, ése cielo azul brillante con el sol como broche perlado, esa brisa marina y una ansiedad de volar entre las nubes y mis sueños... ser alguien de bien, alguien normal, alguien quien todos recuerden por mi nombre... buscando esa aceptación que hoy tenga repugnante dejo a rosas... rosas perla perfumada, aromatizadas con pena...

Quizás ahora finalmente entienda lo que significa "asimilar" las cosas... lo perdido y ganado, lo vivido, lo olvidado... Puede que ahora lo sepa, porque nuevos sentimientos vuelven a mi... una persona me ha abierto los ojos... una persona me dejo hablar... aunque siga con esa sensación que nadie más que yo sé de lo que hablo... por ello nadie más me escucha, al calibre que me siento. Yo y yo... Como dije una vez, la tierra sigue girando... una y otra vez... que odiemos o amemos, no hace que el tiempo se detenga, sólo nos vuelve más distraídos... más absortos en nuestras mentes, intentando solucionar estúpidamente cosas que con tiempo se arreglan.

Somos estraños... miramos a los otros como extraños y nosotros olvidamos lo distinto que somos del resto...

Cada persona que conocemos... nos regala una pedacito de vida, un fragmento de esperanza y realidad... que nos mueve a lo largo de nuestra vida a hacer y a ser lo que queremos... ha soñar con lo que desearíamos contar mañana y a extrañar lo que una vez pudimos tener, pero que por cosas de cambio equivalente, dejamos para capturar nuevas eras, nuevas oportunidades y anhelos...

Extraña es la vida, corrección extraños somos nosotros al vivirla de ésta manera tan única...

Hoy me detengo a escribir ésto... porque es para mi un respiro, una posibilidad de dejar las puertas cerradas o abiertas... o quizás a medio abrir...

AMIGA FIEL

Cuando estés vencida y en ti no encuentres paz y al dolor te entregues por los demás, mira dentro tuyo y allí me encontrarás, soy esa pequeña luz de amistad.

Háblame, búscame, y al lugar que quieras iré, a tu lado siempre, allí estaré.

La distancia no existirá para este cariño jamás
soy tu amiga, sí, tu amiga fiel.

Pero.....

Cuando estoy perdida bajo un cielo triste y gris y nada, nada me hace felíz, pongo mi pensamiento en tí y te nombro sin más, recuerdo que siempre tengo tu amistad.

Te hablo, busco y se que donde te necesito estaras
a mi lado, allí estaras.

Todo lo que tengo que hacer es sentir que no te olvidé,
eres tu amiga, sí, tu mi amiga fiel.

Ya sabes que en mi alma tienes lugar un puerto donde llegar, abierto para tus sueños, tus penas y sentimientos, y yo te lo ofrezco.

Nos hablaremos, buscaremos, y al lugar que quieramos irémos, siempre nos apoyaremos una a la otra.

Todo lo que tenemos que hacer es sentir que no nos hemos olvidado,

Somos amigas, sí, Amigas de toda la vida

LA CIUDAD Y LOS PAJAROS

Estruendo de humo y trenes. Edificios que giran en su exacto equilibrio. Pequeño sol agónico, apenas un recuerdo.

Máquinas que danzana una velocidad domesticada por la mano. Trópico que la altura y la ciudad amancebaron. Y jardines, jaulas donde encerramos nísperos, dalias o nogales: extranjeros en la ciudad de cemento. Y árboles, como bestias amarradas a su pesebre.

Y el toro, que fue herido por la purísima mano del maestro, hace la última rumia de su sangre y se desploma.

Y es también imposible, inexplicable casi, el olor de las fresas junto a los tanques de la gasolina.

Y también, en el centro de esta perfecta arquitectura, canta un pájaro: un fenómeno extraño que agujerea los ruidos. Los edificios silencian de súbito su estructura de relámpagos aéreos. Y el canto del cenzontle prosigue asesinando el ruido natural de la ciudad e introduce un olor que el tacto paladea, un color que viene de la infancia y que el oído toca, triturado alcatraz, geometría rigurosa: edificio de vidrios y sonido que en el humeante asfalto se nos queda.

AMIGOS

Algunas veces encuentras en la vida una amistad especial: ese alguien que al entrar en tu vida la cambia por completo.

Ese alguien que te hace reir sin cesar; ese alguien que te hace creer que en el mundo existen realmente cosas buenas.

Ese alguien que te convence de que hay una puerta lista
para que tú la abras.

Esa es una amistad eterna...

Cuando estás triste y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo y hace que ese mundo oscuro y vacío de repente parezca brillante y pleno.

Tu amistad eterna te ayuda en los momentos difíciles, tristes, y de gran confusión.

Si te alejas, tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino, tu amistad eterna te guía y te alegra.

Tu amistad eterna te lleva de la mano y te dice que todo va a salir bien.

Si tú encuentras tal amistad te sientes feliz y lleno de gozo porque no tienes nada de qué preocuparte. Tienes una amistad para toda la vida, ya que una amistad eterna no tiene fin.

EL ENCUENTRO

Cierto tarde de verano, al entrar a cierto lugar me percate de tu presencia, eras especial, al ver tus ojos me di cuenta de que eras diferente de todos los demas chavos que habia visto.

Tu mirar era profundo, tu sonrisa misteriosa, y en tu voz podia escuchar gritos desesperados que decian acercate y escuchame. Me sente junto a ti y trate de ignorarte, volteaste tu mirada hacia mi, senti tu mirada fija en mi y al voltear y ver tus ojos cai como en una especie de hechizo.

Ahora no dejo de pensar en ti, en tus ojos, tu voz y tu sonrisa.

Aunque sabes algo no solo me gustaria pensar en ti, sino estar junto a ti, sentir un abrazo tuyo, quizas sentirme mas segura, perderme en tus ojos mientras me susurras palabras hermosas junto a mi oido.

TARDE O TEMPRANO

Cuando pierdo la fe estoy sin control y me siento mal, sin esperanza y a mi alrededor, la envidia hace que a gente odie mas.

Me siento sola... Yo estoy sola... Porque me llevara el pensamiento... Mi temor es que si... Mi temor se ha ido... Recupero la fe... Recuperar la fe... Y croe que algun dia voy a verte, tarde o temprano... Mas tarde o mas temprano.

Tarde o temprano nos vamos a encontrar, estoy segura... Se que algun dia podras escucharme cantar. Y lo que es nuestro se almacenara en mi y en ti.

CARTA PARA TI

Trato de olvidar, pero todo lo que escribo se trata de ti, no puedo engañarme, fingir que estoy bien porque no es asi.

Te necesito... Te necesito esta noche.

Y hoy estoy aqui solo para cargar con lo que digo ¿Cuando seria para siempre? Pero no fue, ahora solo me quedo a escribir a carta para recordar.

Me paso tanto tiempo solo para buscarte en otro, pero no puedo engañarme y nadie o puede ver.

Y hoy estoy aqui solo para cargar con lo que digo ¿Cuando seria para siempre? Pero no fue, ahora solo me quedo a escribir a carta para recordar.

sábado, 14 de agosto de 2010

MENTIRAS

¿Porqué se miente?
¿Por cobardía?
¿Por miedo?
¿Por protección?
¿Por inercia?......

Son muchas las respuestas en clave de duda que me llegan a la cabeza y creo que se miente por cobardía.
Cierto es que no todas las mentiras tienen el mismo valor, aunque claro, esto puede parecer al que las dice y no a quien las escucha.

Decían que la verdad nos hace libres y es cierto, pero la verdad tiene 2 caras y ésa solo es una. Nos hace libres y presos al mismo tiempo.

La verdad en San Manuel Bueno Mártir de Unamuno.
La verdad en las novelas de Galdós.
La verdad en la vida nuestra de cada día.

Entre los mentirosos también habría que destacar los que escuchan las mentiras y aún sabiéndolo que lo son, no dicen nada. Otro tipo de mentirosos no menos culpable que el anterior.También ellos/nosotros mentimos haciendo eso. Y también es por cobardía.

Es un juego estúpido donde uno juega a engañar y otro a fingir ser engañado. Una espiral de cinismo.

Un día de estos cuando vea una mentira en los ojos de alguien, cuando sienta la mentira en la palabra no dicha, en el silencio, diré : ¿porqué mientes?

Veo las mentiras en tus ojos. Leo en tu gesto como un libro abierto, y no quiero que me hagas cómplice de ello.

No sé si se nota, no pensen que estoy cargada de ira.
Me he despertado a las 3 de la mañana y la falta de sueño y el silencio en la casa da para pensar.

Presiento que éste será un largo dia.

viernes, 13 de agosto de 2010

DEJADME LLORAR

La más bella niña de nuestro lugar, hoy viuda y sola y ayer por casar, viendo que sus ojos a la guerra van, a su madre dice, que escucha su mal:

Dejadme llorar orillas del mar.

Pues me distes, madre, en tan tierna edad tan corto el placer, tan largo el pesar, y me cautivaste de quien hoy se va y lleva las llaves de mi libertad.

Dejadme llorar orillas del mar.

En llorar conviertan mis ojos, de hoy más, el sabroso oficio del dulce mirar, pues que no se pueden mejor ocupar, yéndose a la guerra quien era mi paz.

Dejadme llorar orillas del mar.

No me pongáis freno ni queráis culpar, que lo uno es justo, lo otro por demás. si me queréis bien, no me hagáis mal; harto peor fuera morir y callar.

Dejadme llorar orillas del mar.

Dulce madre mía, ¿Quién no llorará, aunque tenga el pecho como un pedernal, y no dará voces viendo marchitar los más verdes años de mi mocedad?

Dejadme llorar orillas del mar.

Váyanse las noches, pues ido se han los ojos que hacían los míos velar; váyanse, y no vean tanta soledad,
después que en mi lecho sobra la mitad.

Dejadme llorar orillas del mar.